El hombre dibujado

la esbilla entintada

Algunos tebeos (2)

nemo_rio-de-fantasma

Nemo: Río de fantasmas (Top Shelf), Alan Moore/Kevin O’Neill, 2015, USA

Nueva entrega de la saga de los Nemo, llegando ya a los años 70 y mezclando alegremente civilizaciones perdidas y naziexploitation/Stalag Fiction. Sin la energía de la anterior entrega pero todavía manteniendo el empuje, la sensación es siempre que Moore disfruta de este mundo de síntesis, asociaciones libres y citas cruzadas tanto por el juego interno que propone como por darle algo que dibujar a un O’Neill siempre brillante. Respecto a las anteriores aumenta el humor, se apunta cierta voluntad crepuscular (no deja de ser la última aventura de la anciana Janni) y se introduce un personaje tan superpoderoso que desarticula cualquier tensión.

02

Star Slammers (Marvel), Walter Simonson, 1983, USA

Epopeya de ciencia ficción, que admite relato bélico, imaginería/ética samurái, comentario crítica del presente, influencias europeas, etc… en un conjunto con demasiado y a la vez demasiado poco; en múltiples sentidos. Simonson no controla el formato y no sabe qué hacer con las 60 páginas disponibles. Al final le resultan muchas y pocas y todo se pierde en esa incomprensión. La historia es dispersa, los personajes desdibujados, los mundos a medio definir, las elipsis brutales más producto de esa carencia principal que de cualquier otra cosa. El dibujo, algo confuso en la narrativa en ocasiones, es macizo y con personalidad, las figuras despliegan una gran energía y los recursos son notables, desde las famosas onomatopeyas a la distribución/tamaño de las viñetas y/o figuras respecto a la página. Lectura ágil, poca carne.

spire_001_a_main

The Spire (Boom! Studios), Simon Spurrier, Jeff Stokely, 2016, USA

Misterio policial e intrigas palaciegas, intolerancia racial y extremismo religioso, identidad sexual/personal y conflicto de clases (entre otras cosas) articulados dentro de un mundo de fantasía, con similitudes (posible) con el Mundodisco de Pratchett, y problemas extrapolables/extrapolados de la realidad inmediata. La narración es intrincada, con dos tiempos diferentes reflejándose y el desarrollo de los personajes emocionante. Los problemas de exceso de diálogo (personalizados desde la grafía al discurso mismo) desembocan en una resolución en expositiva (y atropellada) que empaña lo absorbente de conjunto. La lectura es densa, con cada número repleto y una ejemplar asimilación de (multitud) referentes transformados en algo autónomo. El dibujo de Stokely colabora. Su estilo, una armoniosa síntesis de manga, Guy Davis y Joann Sfar se complementa a la perfección con el color de André May, que en sus rosas, verdes, dorados, etc… funciona por oposición al fondo sórdido y trágico del conjunto. La página y la viñeta son espacios para la información/caracterización que nunca se desaprovechan, el trazo oscila entre el detallismo y el abocetado, según la necesidad expresiva, y la diagramación es ágil, de nuevo entre la sencillez directa y la inventiva, dirigiendo la lectura con elegancia.

1830323

The Lone Ranger (Dynamite, 1-6), Brett Matthews/Sergio Cariello, 2006-07, USA

Regreso del clásico del western pulp en seis entregas que forman un año uno de manual. Primeras experiencias y formación del mito, por tanto, que trasciende de una venganza personal a una simbología mayor. Violenta y tenebrosa, al gusto de los tiempos, con un héroe que duda hasta definir su ética personal. Los personajes son lacónicos, bien caracterizados en la acción y cuenta con una némesis memorable en forma de asesino  sueldo negro y tuerto. La representación gráfica es así mismo oscura, tanto que las tinieblas de los interiores mal iluminados se extienden a unos exteriores donde siempre parece atardecer. Esta vez continuando la tendencia para la representación del western del cine contemporáneo. Poca definición de fondos, vigorosa narrativa y figuras de expresividad limitada pero notable energía cinética y rostros/físicos que remiten para mal a Ed Benes y para bien John Buscema y los primeros Kubert, en especial un Tonto “conanesco”. La estilización queda para las icónicas portadas de Cassaday.

1893

Shazam: La monstruosa sociedad del mal (DC), Jeff Smith, 2007, USA

Remake de una clásica historia del Capitán Marvel trasladada al presente con la idea de servir tanto a modo de origen como de actualización. Esta, con lucidez, no pasa por el revisionismo sino por la asunción de que la ausencia de cinismo o ironía (que no humor) son partes integrales, consustanciales al personaje y su mundo. La ingenuidad nunca se confunde con la estupidez y el tebeo, si bien menos depurado que Bone, es de una claridad narrativa ejemplar, expresivo en el dibujo y rebosante de encanto. Smith, además, resulta crítico con el presente y deja u golpe de genio al convertir a Mary Marvel de sexy adolescente a torbellino infantil.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: