El hombre dibujado

la esbilla entintada

Justicia: el arte épico de Alex Ross

Publicada en Ultramundo: http://cineultramundo.blogspot.com.es/2014/10/critica-de-justicia-alex-ross-por.html

 

Justicia Alex RossSiempre es una experiencia curiosa el leer un tebeo de Alex Ross. En ellos, se diría que el tiempo se ha detenido a no ser por dos elementos clave que los definen: La técnica y la nostalgia. En los trabajos de Ross, tanto en aquellos en los cuales ejerce como guionista como en los que, caso de “Marvels” y “Kingdom Come”, su trabajo se centra en el arte parece que al secuencia evolutiva del comic-book USA haya tomado un desvío.

No es tanto que Ross retome el medio y a los superhéroes en el punto justo en el que le fascinaron, aquel que, da la impresión, para el dibujante alcanzaron su plenitud y estado de perfección (que también), como que desde su particular sensibilidad, al tiempo melancólica y esperanzada, intente demostrar que aquellos superhéroes y sus valores siguen vigentes hoy, resultan aun pertinentes. Para ello crea una burbuja creativa, que no es impenetrable sino que comenta esa evolución mencionada, estableciendo con ella un diálogo artístico e incluso histórico. Ross toma sus cómics de infancia y formación y propone para ellos una continuidad alternativa, la cual explora en un arte y unas caracterizaciones que partiendo del canon más clásico terminan por ser únicas, propias.

Sus  superhéroes, tanto cuando trabaja sobre la mitología DC como cuando lo hace con la de “Marvel”, por ejemplo en “Tierra X” que guarda ciertas concomitancias con la presente “Justicia”, se ven enfrascados en un combate contra el futuro… El futuro de lo que ocurre dentro de la viñeta, y también el futuro, que ya es presente, de lo que ocurre fuera de ella. La simplicidad, pureza, de los conceptos que Ross maneja no debe confundirse con falta de ambiciones. Sus cómics contiene un comentario metatextual e historiográfico a cerca de las derivas del comic-book norteamericano de superhéroes, y con respecto a los superhéroes mismos.

Ross es, en muchos sentidos, un autor reaccionario. Su obra, su mirada sobre unos  superhéroes macizos, reflexivos e incluso crepusculares, cansados muchas veces pero también en su plenitud, es la de un angustiado conservador que intenta reconstruir algo que ya hace mucho que cambió, o directamente dejó de existir aunque tras ello quedase una memoria, como la sensación de un haber sido. Es en ese espacio, mítico, donde se desarrolla la obra de Alex Ross como autor singular de tebeos. “Justice” es, de igual modo, una declaración contra el presente basada en la premisa clásica, eterna para el autor, de que los héroes combaten a los villanos… Algo radical en cierto modo en mitad de una industria y de un momento creativo lleno de grises donde las batallas entre superhéroes son el nuevo orden del día.

wonder-woman-fights“Justicia”, recopilada ahora por ECC de modo excelente tras algunas discutibles ediciones previas, comienza en el apocalipsis y termina en la esperanza. Se abre con el fracaso de los superhéroes, o de los superdioses en terminología de Grant Morrison que pocos artistas traducen al papel mejor que Ross, continua con sus dudas y su sacrificio y termina con su triunfo; tal vez porque, y recurriendo de nuevo a Grant Morrison, eso es lo que los superhéroes hacen, ese es su lugar en todo, ahí es donde nosotros los hemos puesto y por eso, al final del todo, en el último momento, lo conseguirán. Los lectores ya sabemos esto al comenzar a leer sus historias; no nos importa, lo que queremos es viajar con ellos a través de todo ese catálogo de emociones puras y actos imposibles que reflejan lo mejor de nosotros mismos, y también lo peor en sus terribles contrapartidas: los supervillanos.En “Justice”, como en tantas historias, los villanos suplantan a los héroes; pero sus actos ocultan una doblez. No son inspiradores y altruistas; son mezquinos y egoístas.

Ross somete a su estilo, que se podría definir como terribilitá superheróica, a alguna historia de la “Liga de la Justicia” de los primeros 60, quizás alguno de aquellos cruces pioneros donde multitud de personajes de diferentes cabeceras interactuaban alternado enemigos recurrentes para producir nuevas combinaciones de la misma lucha épica. O tal vez, como indica Jorge García en el texto que completa el volumen, una ampliación a doce entregas de algún capítulo de la serie de animación de los 70, “Super Friends”.

En cualquier caso, y como apuntaba antes, se trata de un autor poniendo al día, y analizando, su propia nostalgia: el adulto Alex Ross dialogando con el chaval Alex Ross y extrayendo de esa comunicación una historia y una obra como “Justicia”, que combina excelentes caracterizaciones icónicas, una impresionante estética hiperrealista, muy dinámica y expresiva en la viñeta pese a lo potencialmente estático que puede resultar el estilo de Ross mal resuelto, y una narrativa que compatibiliza la gran epopeya general con las luchas psicológicas de unos personajes-arquetipos que se expresan, gráfica y verbalmente no como en el ahora, sino como en ese tiempo en suspensión que es donde Alex Ross vive artísticamente.

abjust_dustjacket

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Archivos

Categorías

Ahora en La Esbilla

A %d blogueros les gusta esto: