El hombre dibujado

la esbilla entintada

All Brand New X Men: Morrison en los mutantes

Publicado en Mas24

guia01

 

Finalizados en la frontera de los 2000 sus dos trabajos mayores de la década para la DC, el regreso a la grandeza de la JLA y su epic personalista-esotérico Los invisibles dentro de la filial Vértigo el movimiento natural para un autor en la cima de su prestigio (y ventas) como Grant Morrison era el de probar si en la otra gran casa de los cómicos estadounidenses su singular talento podía encontrar espacio.

En perfecta sincronicidad la Marvel, bajo el nuevo mandato de Bill Jemas y Joe Quesada pretendía devolver el sello a su lugar preminente, recuperar una magia extraviada en algún lugar de los infames 90. El cambio pasaba, de modo instantáneo, por atraer a los mejores escritores y artistas disponibles y ofrecerles libertad de acción en sus mejores cabeceras. Así fueron llegando al renacer de los héroes Kurt Busiek y George Pérez en Los Vengadores, J. Michael Straczynski y John Romita Jr. en Spiderman, Kevin Smith y el mismo Quesada primero y luego Brian Michael Bendis con Alex Maleev en Daredevil, Mark Waid y Mike Weiringo en los 4 Fantásticos, Garth Ennis en El Castigador… y, claro, Grant Morrison y Frank Quitely en los X-Men.1e7bedeec60ccd8bb703800d0898183c

Morrison ya había pasado brevemente por la casa de las ideas en la década anterior para escribir junto a Mark Millar la extravagante serie (abortada) Skull Kill Crew y antes de hacerse con el control de un franquicia tan fundamental escribió un par de miniseries, bien distintas, como la oscura Fantastic 4 1234 y la muy reivindicable y personal Marvel Boy, dibujada por el excelente J.G. Jones. Pero no era eso para lo que la Marvel lo había fichado. Querían, sencillamente, lo mismo que había hecho con la JLA, escrita durante uno de sus periodos de mayor implicación con las drogas y que había supuesto para la DC un éxito atronador a partir de una base sencillísima: la grandeza.

Si la JLA era el mayor grupo del mundo, entonces sus aventuras tenían, debían, de ser así de superlativas. Cada número de aquella serie te cortaba el aliento, las ideas salpicaban  desde unas viñetas incontenibles y todos los verdaderos superhéroes estaban allí. Y eso mismo, pero distinto, fue lo que recuperó para la Patrulla X, o los Nuevos X Men, como se retituló la cabecera.

Morrison miró de frente a la mejor época de los personajes, la de Claremont y Byrne (o el gran Paul Smith), pero también más allá, a Lee y a Kirby, a Roy Thomas y Neal Adams, y eso fue lo que hizo… pero a su manera: si lo que definía a la  JLA era su enloquecida galería de superdioses saltando de fin del mundo en fin del mundo para posponer el apocalipsis un día más, lo que definía a la Patrulla X era el melodrama y la dinámica entre los personajes, su versión en cuatricomía de la humanidad revestida de folletín pop. De nuevo los odiados y temidos.

Sus hombres y mujeres X, y sobre todo su galería de adolescentes X que serán una de las piedras angulares de la saga, vuelven sobre lo básico. Morrison incluso retira la parafernalia superheróica en lo posible, usa escenarios conocidos como la Escuela, capital para el desarrollo de toda una lectura política y rebelde que la Patrulla había extraviado pero que estaba en su concepción misma, y no tiene inconveniente en arrasar con otros para reducir la escala del mundo mutante y tratar con ello las problemáticas personales al tiempo que referencia episodios cósmicos u ofrece su propia versión de los días del futuro pasado mientras, con sutileza metalingüística, cruza las diferentes edades del cómic de mutantes Marvel.

tumblr_m7k9a6VSo91qc9vexo1_1280

“El mundo nos está mirando. No podemos ser menos que fabulosos”, dice en una memorable viñeta Emma Frost, uno de los personajes mejor desarrollados y tratados de toda la etapa, considerablemente larga, del guionista. Y no lo son… al menos cuando Frank Quitely acompaña. Con él en los dibujos los personajes refulgen, son sexy, carismáticos y diferentes. El reparto, donde Morrison tiene la audacia de tratar a Lobezno como el secundario que fue en origen al tiempo que desarrolla estupendamente a Cíclope, se mueve en un mundo estilizado, de ciencia ficción psicodélica reproducido en viñetas cristalinas, luminosas, donde el dibujante conduce el barroquismo creativo de Morrison hacia una narrativa trasparente, elíptica y esencial. Por desgracia esto no dura y la serie solo volverá a recuperar la perfecta mixtura de intenciones-resultado más que durante los regresos de Quitely a los lápices en obras maestras de tres o cuatro números que puntean una etapa excelente, que como su etapa posteriores en Batman queda marcada tanto por los vaivenes estilísticos, como por el concurso de algunos dibujantes incompetentes.

Los primeros tres números, contenidos ahora en un coleccionable que edita Panini, sintetizan lo mejor de los Nuevos X-Men en una antológica saga de presentación, “E de Extinción” donde Morrison no se guarda nada y toma al asalto una cabecera anquilosada, no para darse el gusto de probar un puñado de locuras, sino para recordarle lo que fue y decirle que aquello mismo puede hacerse con el lenguaje del ahora, que en el caso de Morrison y Quitely estaba unos cuantos pasos por delante de la fecha nominal de 2001, cuando fue editado por primera vez y que deja obras maestras tan fascinantes como el número mudo protagonizado por Jane Grey y Emma Frost y que se desarrolla dentro de la mente de Charles Xavier.

4cbc749426c97

Anuncios

Un comentario el “All Brand New X Men: Morrison en los mutantes

  1. John Space
    29 Jul 2014

    Y mientras esperamos al primer número de Multiversity (futuro Liber Sanctissimus del DCverso, si todo va bien), releeremos por enésima vez esta etapa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Archivos

Categorías

Ahora en La Esbilla

Error: Twitter no responde. Por favor, espera unos minutos y actualiza esta página.

A %d blogueros les gusta esto: