El hombre dibujado

la esbilla entintada

Primeros pasos: Saga (Capítulo Tres)

Publicada íntegra en Ultramundo

SAGA 3

Todo esto va de historias. Del rito de contarlas y del placer de escucharlas. Y las historias hay que contarlas bien para no estropearlas. Como los libros, que ya decían en “Amanece que no es poco” que uno puede fastidiarlos sin los lee bien. Y para contarlas bien hay que dejarlas crecer, un poco salvajes, un poco en el caos. Que tengan vida propia como esas canciones con una melodía tan poderosa que no importa lo lejos que los instrumentos y los compases vayan, porque siempre terminan por volver a ella.

Marko y Alana son esa melodía magnética y Alana, la narradora perfecta: cómplice e irónica, selectiva y libérrima, con ese punto de maldad necesaria para dejarsaga_013_covernos en suspenso, con la última palabra colgando de un columpio en el abismo, conteniendo el aliento hasta la próxima entrega o con la sonrisa bobalicona de volar; todo según nos pille el trayecto: hacia arriba, subiendo, o hacia abajo, cayendo. La sensación, ingrávida, vertiginosa, es casi la misma, pese a ser (también) la opuesta.

(…) LEER

La habilidad de los autores ha llegado a un punto de depuración (narrativa y formal, aunque quizás Fiona Staples se exceda aquí con su parquedad de fondos y los personajes no terminen de pesar en al viñeta) y astucia ( si, son así de cabroncetes) que pueden crear y destruir un personaje emblemático en el curso de unos pocos números, sin que nos decepcione lo más mínimo lo anticipado, incluso legendario de ese personaje como aquí sucede con el autor de novelas rosa (llenas de mensajes secretos que cambiaran tu percepción de la realidad) D. Oswald Heist perfilado con una profundidad, ternura, humanidad y cualidad/calidad de detalle destinada a remarcar (sin que se note) que esta aventura cósmica todo está llevado a un nivel mundano.

No debemos esperar de Saga advenimientos heroicos, batallas monumentales ni gestas legendarias, sino una concentración de todos estos elementos a un nivel doméstico, íntimo: a una épica privada, basada en la supervivencia, la complicidad y el amor. Saga, pese a su título, irónico, tiene que ver más con los pequeños actos, con los gestos invaluables como ese, estremecedoramente bello, que cierre este tercer tomo: un gran paso, un formidable salto hacia adelante.

Saga-discusion

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: