El hombre dibujado

la esbilla entintada

Gasolina de dolor: Batman Inc. 3. Requiem

Publicado íntegro en Ultramundo

Batman Inc. Réquiem Nº 3 de 3 Grant Morrison (5)

“¿Por qué no puede admitir la derrota?” se pregunta Talia Al Ghul. “¿Por qué no se detiene?”. Y con su perplejidad misma responde. La voluntad de Batman, de Bruce Wayne que para Morrison es tan protagonista como el murciélago pese a que esto tienda a olvidarse, es su auténtico superpoder.  Batman es Batman porque quiere serlo y nadie va a persuadirle de lo contrario; y mucho menos obligarle. “¡Haced que pare!” termina por gritar la hija de la cabeza del demonio en una página doble atravesada por una banda negra que contiene el título del número: “Huérfano de padre”.

mozz5

Lo que Morrison está contando en Requiem es un refundación de Batman en el dolor. Bruce Wayne necesita seguir perdiendo para poder aspirar a ganar una guerra que nunca termina, ni terminará. El personaje, por extensión los superhéroes en cuanto Batman es su arquetipo perfecto, solo igualado por su contrafigura solar que es Superman, necesita para su correcta supervivencia de un continuo recomenzar. (…) LEER (…) Batman emerge renovado, cargado de gasolina de dbatman-10-page-22olor porque así es él y por nadie puede pararlo y porque no piensa detenerse. Hijo sin padre y padre si hijo el héroe no abandona el círculo, solo lo amplía con una capa más de mitología, otra vuela a la iteración, movimiento perpetuo hacia el principio y de ahí hacia el fin y otra vez al principio y así.

(…) Para Morrison tener un cabecera propia significó apartarse del universo DC y concentrarse en el personaje, sintetizando toda la imaginería pop acumulada en algo distinto, donde la expresividad bronca de Burnham matizaba la tendencia al colorismo excéntrico y los conceptos sincréticos del guionista, entresacados de la vasta iconósfera del personaje y recontextualizados después. Batman llega a su límite, mejor dicho el Batman interpretado por Morrison llega a su límite incluso a costa de arrasar con toda la personal creación del guionista; o casi, porque siempre queda una coda que nos devuelve al principio.

“Batman siempre regresa, más grande y mejor, nuevo y reluciente. Batman nunca muere. Nunca termina. Seguramente nunca lo hará” No lo digo yo, lo dice Grant Morrison en las didascalias finales de El caballero oscuro y la hija del demonio, su último número para el personaje. Lo dice el último de los guionistas que cambiaron el medio, el único que sigue los sigue amando y cree en el cómic de superhéroes.  La razón es muy sencilla: para él son reales, existen cada vez que abres la página y les das otra vez vida. LEER COMPLETA

Image-3

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: