El hombre dibujado

la esbilla entintada

Para los jóvenes aventureros: Battling Boy

Publicado en Neville

battling-boy-1-9788499894928

Lo que Paul Pope propone en Battling Boy es, nada menos, que una síntesis de estilos y de mitologías  comiqueras. Unas intenciones logradas con plenitud transparente, feliz. De esas que parece que ni cuestan y que no están lejos de las de el dúo Fraction/Aja en el estiloso slice of life superheróico de Ojo de Halcón.

Battling Boy es una encrucijada de sensibilidades, una decantación de underground USA, de donde el propio Pope procede, superhéroes al estilo Marvel, textura de tebeo europeo y deje japonés. Paul Pope expande su mente pop para hermanar, en la sencillez de una historia adolescente, el superhoeróismo más grande que cualquier vida de Lee y Kirby en Thor y Los Inhumanos, que son a su vez versiones de los ciclos nórdicos y grecorromanos pasados por el tamiz de la cultura popular norteamericana de los primeros 60, con el trazo desgarbado, el color y el humor de un Christophe Blain o un Joann Sfar, la fuerza expresiva de un David Rubín y una sensibilidad, un eco, de Hayao Miyazaki. Y de tantos otros.battling-boy-paul-pope

El muchacho batallador es un joven dios, enviado desde una ciudad flotante pariente de Attilan para realizar su “deambular”, su rito de paso, su walkabout, por una ciudad estado sitiada por monstruos que roban a los niños más allá del toque de queda  y que, encima, acaban de quedarse si su protector, en cientihéroe retrofuturista Haggard West.

Arcópolis,  con su aire entre una California soñada y algún loco país Sudamericano, con su diseño art déco orgánico, sus retazos aztecas y sus ecos coloniales, ni europeos ni norteamericanos, es una topografía de la imaginación, un comentario de la realidad, esquinado y superficial, pero comentario. El joven héroe inicia así su propio camino en un lugar listo para el mito, y Pope no se contiene y se lanza él mismo a la pura aventura juvenil, a la literatura de imaginación sin barreras. Porque Battling Boy es un comic juvenil, uno de esos que no están escritos para cínicos treintañeros ni para adolescentes tardíos con un confuso sentido de lo adulto, y también uno de esos que los adultos disfrutaremos porque, entre otras cosas, habla de padres e hijos y de buscarse un lugar, una identidad propia.

bboy6Lo que ocurre es que Pope no piensa, al igual que sus referentes, que los niños sean idiotas, solo, y acierte, que están locos y razonan a su manera, que perciben las cosas en otra dimensión. Y ahí sintoniza el cableado de Battling Boy, sin dejar que su torrente de influencias convergentes pase por delante de la historia. El resultado es un comic de enorme sofisticación parapetada tras la sencillez donde Pope, como autor total, se dispara, mostrando un dominio prodigioso de los recursos expresivos del medios –el fabuloso empleo de las onomatopeyas, por ejemplo, la maravillosa textura y distribución del color, la agilidad de un trazo capaz, por igual, de ser ultradetallista y despreocupado…- y un sentido del delirio y de la aventura luminosos donde hasta los monstruos tiene su ración de simpatía y encanto.

Battling Boy es, en consecuencia, el tebeo juvenil perfecto, una lectura tanto para iniciarse como para iniciados, donde todos estos dispositivos que funcionan simultáneamente nunca se interfieren y donde Pope imagina, escribe y dibuja como quien ya no tiene nada que demostrar: alérgico a la retórica, llano y emocionante, tierno y desmesurado, cálido y exaltado.

T Rex

Anuncios

4 comentarios el “Para los jóvenes aventureros: Battling Boy

  1. Mathieu
    13 Mar 2014

    El formato de este cómic lo había enterrado bajo mi listado de prioridades, pero ese segundo párrafo (y su entusiasta reseña) lo acaba de situar directamente en mi cesta de la compra. Como siempre un placer pasarse por su web.

    • adrián esbilla
      13 Mar 2014

      A mi me pareció una maravilla. lleno de energía y entusiasmo y con un Pope cada vez más europeizado. El formato, al parecer, ya era así de origen también. Cosa rara por que a este hombre en viñetas tan pequeñas…

  2. John Space
    1 Oct 2014

    Una pena, lo de Pope. Sabe dibujar, sabe escribir, pero le pierde su ideología libertaria (seudofilosofía repulsiva donde las haya). Como un Ditko que sí muestra su cara.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Archivos

Categorías

Ahora en La Esbilla

A %d blogueros les gusta esto: