El hombre dibujado

la esbilla entintada

Máscaras multicolores: Batman Inc. (1 de 3).

Íntegra en Ultramundo

0028db4e

(…) Desde 2006 hasta 2013 Morrison ha terminado por convertir esta obra en su permanencia más larga al frente de ninguna cabecera, aunque en realidad sea más correcto decir al frente de un personaje en múltiples y consecutivas cabeceras mutantes, en cada una de las cuales se daba un paso más allá en la apropiación de la mitología de Batman por parte de Morrison.

A la altura presente de Batman Inc. ya queda lejos definir la serie como el intento del escritor por sintetizar en un todo polisémico y caleidoscópico a Batman, tomado como un personaje-idea, mito al fin y al cabo, cuyas reencarnaciones-variaciones a lo largo de las décadas editoriales recuperarían validez biográfica amalgamándose en un constructo pop, por igual colorista y reflexivo, celebrativo y crepuscular. Todo eso ya quedó atrás, era el paso necesario para que Morrison tomase posesión del personaje, para que este fuese primero recreado en el universo DC y a continuación extraído del mismo para ser colocado en lo que, con toda propiedad, podría llamarse el Morriverso.tumblr_mbbxddZxD81qjcq1co1_500

“Batman Inc.” es, definitivamente, el Batman de Grant Morrison, ya no es el de otros deconstruido, escrutado, manipulado y deformado para comprobar cuanto estrés pueden resistir los materiales con los cuales está fabricado. Morrison ha concluido la fase experimental y ahora está lanzado de pleno a escribir el suyo propio. Su Batman y el mundo que le rodea es y no es reconocible al mismo tiempo, todo es más abstracto, más extraño, más siniestro quizás, también, más divertido. Si durante los números anteriores a esta cabecera leíamos a Morrison dentro de Batman ahora sucede al contrario.

También puede decirse que “Batman Inc.” es la recompensa de DC a su escritor estrella, un rincón propio donde hacer al gusto. El hecho de que no esté escrito ni en “Detective Comics” ni en “Batman” apoya esta idea. El personaje, su microcosmos, sus aventuras y sus galerías de secundarios y villanos están autocontenidas (aunque de rebote afecten, y de qué manera a otra cabecera casi paralela a esta como “Batman & Robin”, nacida como otra probeta durante la fase de estudio anterior). A esta vigorosa sensación de homogeneidad y fluidez, colabora, y mucho, la feliz integración, plena y sostenida, de un dibujante no solo estable, sino perfectamente sintonizado con Morrison. Chris Burnham, con su trazo grueso, enérgico y detallista, 21559con algo de Geoff Darrow, de Frank Quitely o incluso ecos de Richard Corben, menos sólido, menos macizo, más acartoonado, definitivamente eurófilo, le da a la serie el look integral del cual había esta huérfana durante las anteriores etapas, donde de la estilización de Quitely, la abstracción lisérgica de Frazer Irving o el simbolismo de mil estilos en uno de J.H. Willimas II se alternaba con la grandilocuencia de Andy Kubert o la incalificable torpeza y el feísmo noventero de Tony Daniel et alter, todo lo cual arruinaba una parte importante del elaborado dispositivo totalizador de Grant Morrison y volvía farragosos muchos de sus más audaces planteamientos psicodélicos y su intento por profundizar en una narrativa elíptica, simultánea y yuxtapuesta, profundamente comiquera en su voluntad por reintegrar el lenguaje puro y privativo del medio en una época donde este se desnaturaliza a favor de estructuras y recursos prestados de la televisión, el cine, la literatura o los videojuegos. (LEER)

batmaninc1

(..)Morrison supera la cita, o más bien se la integra en el discurso general, y el guionista da el salto definitivo desde la posmodernidad hasta la hipermodernidad y el tránsito logra una sería donde cada número vale por sí mismo –con ejemplo de síntesis como eses en el cual narra el origen de Thalia- y a la vez pertenece, como piezas inseparables, a una estructura mayor. Un conjunto ligero y vivaz, donde le peligro es otra vez peligro, donde la aventura, la ciencia ficción, el ocultismo, la acción y la diversión  son todos caras de un mismo diamante fabricado del mismo material pop del cual se hacían cosas como El Prisionero o Los Vengadores. Un lugar donde lo descabellado y lo imposible son la norma de cada día. (LEER COMPLETA)

batman-incorporated-2-burnham-dc-comics

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Archivos

Categorías

Ahora en La Esbilla

A %d blogueros les gusta esto: