El hombre dibujado

la esbilla entintada

Guerrera, heroína, diosa: Wonder Woman, la nueva-vieja mitología. Tomo 1

Publicada completa en Ultramundo

WONDERWOMAN_NU_num1-

*De todos los relanzamientos de los New 52 que la DC se sacó de la manga en 2011 para reiniciar (o así) su multiverso en 2011 sin duda Wonder Woman ha sido la que mejor parada ha salido;  y lo ha hecho desde las manos del guionista más inesperado, Brian Azzarello. El creador de 100 Balas, uno de los grandes cultivadores del neonoir en el comic USA era, en principio, la opción menos obvia y también la menos apropiada para un personaje como la princesa amazona. Se había especulado con que Grant Morrison, fan confeso del personaje, se encargase de la serie regular ampliando así su relación con el más allá de ese laborioso proyecto de novela gráfica que hace años elabora junto a Yanick Paquette y del cual recientemente hemos podido ver unas formidables planchas, de hermoso detallismo, muy alejadas, por cierto, de la estilizada economía de líneas y adornos de Cliff Chiang en el comic actual.

wonder-woman-panel-amazonDecía que la promesa de Azzarello no resultaba demasiado halagüeña. Su relación con el comic de superhéroes es fría, distante. Sus acercamientos previos a personajes-icono como Superman o Batman se han saldado o con plomiza corrección o con el sempiterno acercamiento/cliché urbano-vigilantista-noir de probada eficacia. Por si fuera poco el universo de Wonder Woman parecía agotado desde hacía unos años, como si los acercamientos primero de George Pérez post-Crisis y después de Phil Jimenez hubiesen instaurado un canon de representación definitivo para el personaje. Y en gran medida es cierto, la Wonder Woman neoclásica (dejemos como clásica la primigenia de William Moulton Marston y sus recreaciones de manos de Darwyn Cooke) alcanzaba su cénit en manos de estos dos dibujantes-guionistas, continuador el segundo del trabajo del primero dentro de un estilo de realismo idealizado en lo gráfico. LEER

(…) Azzarello establece en la serie un equilibrio, nada tenso y si muy natural, entre acercar a Wonder Woman a su propia sensibilidad y dejarse llevar por el personaje hacia unos territorios más alejados, más propios de la naturaleza del personaje; a todo ello une una reescritura mitológica del panteón de dioses con tentaciones humanos que, de igual modo, hibrida el mundo contemporáneo/criminal propio del autor con las guerras divinas –alguien dijo que Azzarello escribe a los dioses como si fueran pandilleros… ¡y funciona!- y las aventuras heroicas con un pie en lo super. Dioses siempre inquietantes y humanos, pasionales y mezquinos pero también honorables y fascinantes que revelan un sutil y muy bien digerido ascendiente del Sandman de Neil Gaiman con esos dioses cuya caracterización estilizada responde a la materialización iteral de rasgos muy distintivos que se manifiestan en un aspecto gráfico siempre atractivo, inesperado y nuevo, pero al tiempo lógico, familiar incluso

ww4b

Para ello se sirve de una estructura clásica de viaje madurativo, de descubrimiento de la verdad de su origen por parte de esta nueva/vieja Wonder Woman cuya transición a los New 52, es decir a la nueva continuidad, es suave como visón; siendo Azzarello uno de los pocos guionistas del invento que, de verdad, se toma la idea de comenzarlo todo otra vez en serio. Lo hace pensando que si bien todo es nuevo los personajes pertenecen a un imaginario colectivo, sus rasgos básicos permanecen, con lo cual no es necesario sobre-explicar ni contextualizar demasiado algo que, de modo orgánico, ya es reconocido por el lector. El tebeo aplica entonces un bienvenido laconismo narrativo que se corresponde con el estilo fluido, menos es más de Chiang. LEER +

(…) Seis números magníficos, en definitiva, nada desperdiciados que ofrecen un despliegue inicial de todo un nuevo conjunto de secundarios, magníficamente perfilados y se ofrece una aventura inicial que es una invitación perfecta a iniciarse en una mitología que se intuye vasta, a explorar y en la cual a Brian Azzarello se le nota mucho más que cómodo,  emocionado como pocas veces gracias, sobre todo, a la independencia de la serie, uno de eso rincones confortables que todavía guarda en universo DC. LEER COMPLETA

19

Anuncios

2 comentarios el “Guerrera, heroína, diosa: Wonder Woman, la nueva-vieja mitología. Tomo 1

  1. Mathieu
    26 Sep 2013

    Sr Esbilla esta usted a un paso de convertirse en un gurú de los cómics. Una vez más tenia usted razón. Tenia mi ejemplar de WW vol1 en la pila de pendientes tras leer los 2 primeros episodios y no acabar de convencerme. Fue retomarlo para leer el resto y darme cuenta que la trifulca que ha hilvanado Azzarello entre dioses es digna de seguir. Y debo añadir Batwoman a mi lista de agradecimientos (Tb al Sr. X). Sin duda, una sorpresa inesperada. Seguramente los dos mejores cómics de los N52 que he leído (que son pocos más, eso si.) Aún tengo esperanzas que Lemire haga lo propio con Animal Man cuando se deshaga de la tiranía del crossover.

    • adrián esbilla
      26 Sep 2013

      Me hace usté de más. Recomendar Wonder Woman es muy fácil!
      A ver lo que la comandancia de DC permite a Azzarello y a Chiang seguir por /muy) libre, porque ese universo singular es la verdadera gracia de esta serie.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Archivos

Categorías

Ahora en La Esbilla

A %d blogueros les gusta esto: