El hombre dibujado

la esbilla entintada

Explorando el Fabulverso: Fabulosas. Completamente Despierta.

Íntegro en Ultramundo: 

http://cineultramundo.blogspot.com.es/2013/03/critica-de-fabulosas-n1-completamente.html

Fabulosas Nº1 Completamente Despierta (1)

*Es una situación muy rara y que habla de una manera descarnada del actual estado del legendario ello Vertigo de la DC el hecho de que dependa para su subsistencia de una sola serie. “Fábulas”, y el Fabulverso, se  ha convertido en la franquicia y el sostén que da las bocanadas de oxigeno justas a la Vertigo del presente, llegando al extremo post-Karen Berger de organizar un cruce con “The Unwritten”, su otra serie regular escrita por Mike Carey.

De tal manera Vertigo y “Fábulas” están consumiéndose recíprocamente, respirando el mismo aire viciado. Se ha llegado con ello a una situación de dependencia malsana, que hipoteca los restos de todo un sello a los progresos puramente comerciales de su serie estelar, y prácticamente única. (…) Leer

En mitad de toda esta decadencia de una forma de entender el comic comercial pero adulto el Fabulverso sigue multiplicándose. Finiquitada “Jack de las Fábulas” con más pena que gloria pese a sus refrescantes inicios de aventuras iconoclastas y humor cínico la franquicia se divide entre las aventuras de espionaje y acción humorística de Cenicienta y el lanzamiento de una nueva cabecera de relatos unitarios, pero interconectados por su pertenencia a un marco común que lujosamente enmarcados por las antológicas portadas de Adam Hughes promete detenerse en los diferentes destinos de algunos de los personajes femeninos creación de Bill Willingham:“Fabulosas”.(…) Leer861422

“Fabulosas”, al menos en estos seis números unitarios, presenta novedades con respecto tanto a la serie madre como al resto de subsidiarias aunque se mantenga el tono posmoderno, lleno de ironía juguetona y descaro desmitificador que preside el Favulverso en mayor o menor medida. La más llamativa de estas es su adscripción a distintos moldes narrativos (y genéricos se podríaa decir) propios del comic superheróico.

Así la historia se divide rápidamente en dos vía: por un lado una historia de Team-Up con varios personajes uniéndose para enfrentar a un villano de mayor poder, en este caso el hada malvada Hadeon, y por otro, intricada con la habilidad narrativa bien probada de Willingham una historia de Orígenes Secretos sobre la manera en la cual Bella logro sus dones (superpoderes) y al tiempo fue maldecida (con su propia (kryptonita). De manera previsible ambas historias se entrelazan y desembocan en el mismo punto: una batalla épica entre las dos fabulosas y el hada mala en al cual las heroínas son respaldadas por otro grupo de coloristas hadas, esta vez buenas, dotadas cada una de una habilidad particular. Y entre media Ali-Baba, un pícaro que sin mayor poder que un rostro duro como la piedra y un ego a juego.

Fabulosas-interior-I

Desde luego la magia, el tono de Fantasy del conjunto y el sentido de la maravilla y la grandiosidad con el cual el espléndido trabajo de Phil Jiménez adorna la historia disimulan esta adscripción subterránea a los clichés superheróicos pero en ningún modo los desdicen. Incluso elementos como la redención de Lumi, controlada por una fuerza superior en realidad, y su nueva adscripción a las filas de los buenos suponen un giro arquetípico del tebeo de superhéroes.a6

Esta sensación la refuerza la inclusión para esta arco –al parecer cada historia tendrá su dibujante particular- del ya mencionado Phil Jiménez, una artista por lo común minusvalorado y que no termina de encontrar sitio en la industria (quizás por que como aquí su incapacidad para realizar con igual consistencia una serie de números consecutivos obligue  a buscar asistentes o sustitutos) desde su formidable etapa como autor completo en “Wonder Woman”.  Sus sensuales, exuberantes y ultradetallados lápices y fondos contrastan con el habitual tono estilizado, esquemático y de trazo rápido, a veces cercano al cartoon, del resto de las series a cargo del gran Mark Bukingham o de Tony Akins y Andrew Pepoy. Jiménez ofrece una textura y un acabado, espléndidamente embellecido pro el gran Andy Lanning, que pertenecen al realismo idealizado del los superhéroes, una estética fuertemente influenciada por Brian Bolland, Neal Adams y George Pérez. En todo caso un excepcional ilustrador, apreciable narrador y elegante diseñador de página que dejó lo mejor de sí mismo junto a Grant Morrison en esa otra oblicua serie de superhéroes que fue “Los Invisibles” y en su propia y ya elogiada “Wonder Woman”.

En realidad todo este acercamiento a las formulas del comic de enmascarados resulta una maniobra lícita y coherente, mucho más lograda además, de forma más natural y orgánica, de lo que Willingham lo había conseguido en otros acercamientos más paródicos o frontales dentro de la serie madre. Aquí consigue, dentro de la modestia de la serie como lectura ligera, integrar dentro del tejido literario-mitológico que nutre el Fabulverso esa mitología y esa materia literaria del siglo XX que son los cómics de superhéroes convirtiéndolos en un materia prima más de ese elogio a la narración, al cuento, que es todo el universo de las Fábulas.

1ljl2d

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Archivos

Categorías

Ahora en La Esbilla

A %d blogueros les gusta esto: